Obispos de la Ciudad de Sigüenza
D. Pedro Gómez Barroso (1348 - 1358)
Texto recogido del libro "VIII Centenario de la reconquista de Sigüenza "
Por el Presbítero, Julián Moreno; 1922

Ocupo la silla de Sigüenza desde 1348 a 1358 D. Pedro Gómez Barroso, cuya importancia histórica es debida a su intervención en el grave asunto del casamiento y separación de la Reina D.ª Blanca de Borbón. El Rey Pedro I, al que algunos llaman el Justiciero y otros el Cruel, mando prender y encerrar a este Obispo en la fortaleza de Aguilar de Campóo, quitandole cuanto tenía, y los castillos de la dignidad episcopal. La desgraciada e infeliz Princesa D.ª Blanca, fue igualmente reducida a prisión, siendo por ello puesto en entredicho el reino, hasta que por instancias del Cardenal Guillermo, Legado de Inocencio VI, enviado para tratar de la causa del matrimonio y de la prisión del Obispo, fue éste puesto en libertad, y se levantó la censura que sobre Castilla pesaba. Por espacio de tres años estuvo presa en el Alcazar de Sigüenza la Reina D.ª Blanca bajo la vigilancia de Íñigo Ortiz de las Cuevas y Ruy Pérez de Soto. El Prelado se refuió en la Corte Papal de Aviñon, donde fué nombrado para el Obispado de Coimbra. En la torre del Mediodía, una de las dos que flanquean la fachada principal de la Catedral, campea el escudo del Obispo Gómez Barroso, quien tal vez a sus expensas, elevo el torreón a campanario.