Sigüenza de las mil músicas

22 de febrero, 2013 

En homenaje a Ricardo Carpintero Gallego

Mis primeras crónicas del 2013 quiero dedicarlas a realizar una síntesis general de las actividades culturales llevadas a cabo en el 2012 en nuestra ciudad. En la primera me centraré en las musicales, en la segunda, me ocuparé de las actividades artísticas y en la última de las folklóricas y gastronómicas. 

Cuando recuerdo el 2012, son mil músicas las que me vienen a mi memoria. Sones de dulzainas y tamboriles, de pianos y guitarras, de bandurrias y zambombas, de clarinetes y violines; cantos corales y canciones de todas las épocas, estilos y países. Todas ellas se han podido disfrutar en Sigüenza, desde enero a diciembre, tanto en el Teatro-Auditorio "El Pósito", como en la Escuela Municipal de Música de la Plazuela de la Cárcel, en el salón del trono del Castillo Parador, en la catedral o al aire libre, en las plazas y calles de nuestra ciudad. Y desde el día 26 de octubre, también en la iglesia de Santiago, donde resonó brillantemente la música polifónica renacentista del coro Emsemble 4/4, como broche final del solemne acto de la firma del convenio entre el Cabildo y el Ayuntamiento para impulsar la restauración integral de este monumento medieval.

Su magnífica acústica quedó recalcada meses después, cuando allí se celebró el acto de clausura de los cursos de otoño de Sigüenza Universitaria, con la actuación conjunta del coro de la Universidad de Alcalá y del formado por los alumnos del curso dedicado a "El canto coral y la técnica vocal", impartido por la profesora Andrada Apalzán, que dirigió a ambos en tan señalada ocasión. 

El 2012 ha sido el año de la consagración del Teatro-Auditorio "El Pósito" como centro principal de las actuaciones musicales en nuestra ciudad, promovidas desde el Ayuntamiento, la Diputación provincial o la Junta de Comunidades, pero sobre todo por las Asociaciones Bell´Arte Europa y Romanillos-Harris. Gracias a la Asociación Cultural Internacional Bell'Arte Europa, que dirigen los pianistas Bernardetta Raazt y Brunno Ambrosini, se han podido disfrutar en él de los conciertos del VII Festival de Jóvenes pianistas, del III Concurso Internacional de piano "Pequeños grandes pianistas"; de las actuaciones de música "Clásica en Verano", y del VII Festival de música de cámara, "Musigüenza", que celebró algunos de sus conciertos en el Salón del trono del Parador, en el que en septiembre también se pudo disfrutar de una noche de opera, con el estreno de Tercer rey de Igor Escudero. 

Y gracias a la Asociación de Violería y Organología instrumental Romanillos-Harris, creada por el maestro violero José Luis Romanillos y por su mujer Mariam Harris, se ha podido celebrar igualmente en "El Pósito", los conciertos de guitarra de Andrea Dieci, Ignacio Rodes y Masahiro Masuda. Es un lujo para nuestra ciudad, como ya he dicho en otras ocasiones, contar con este mecenazgo musical y con el magnífico Museo de la Vihuela y la Guitarra española que nos ofrece en la casa del Doncel la colección personal del maestro Romanillos. Hablando de este excepcional maestro, hemos de recordar el nuevo taller de construcción de guitarras que dirigió a finales de julio y los conciertos de vihuela que su asociación organizó, como broche final de dicho taller, y que se celebraron en la Escuela Municipal de Música de la Plazuela de la Cárcel. 

También en el 2012 "El Pósito" ha sido la sede de algunas de las actuaciones musicales que tradicionalmente se celebraban en la ermita de San Roque, me refiero al XXV Certamen de Dulzaina y Tamboril "José María Canfranc"; al concierto de Navidad de la Rondalla Seguntina, y al concierto de música de jazz de la formación Sir Chales+3. Hablando de jazz, digamos que con esta actuación se ha querido impulsar de nuevo el consagrado Festival de Jazz seguntino, que, salvo el año pasado por falta de subvención, se celebraba tradicionalmente en el puente de la Constitución. Este concierto se organizó por iniciativa de la Asociación Seguntina de Grupos Musicales y de Sigüenza Universitaria, contando con la colaboración de la Diputación provincial, de la Universidad de Alcalá y del Ayuntamiento seguntino. 

También en "El Pósito" y en el salón actos de la Hospedería Portacoeli se celebró un Encuentro con la Asociación Wagneriana de España, bajo el lema "Richard Wagner en Sigüenza", en el marco de las actividades del Otoño cultural de la Sigüenza Universitara, en el que se impartieron diversas conferencias sobre el músico alemán. El encuentro tuvo una excepcional clausura, un concierto de Bernardetta Raatz. 

Hablando de música clásica, no podemos olvidar el concierto que interpretó el canónigo organista Juan Antonio Marco, el 20 de agosto, en el nuevo órgano de la catedral. Si queréis saber algo más sobre este magnífico instrumento, que como recordaréis fue un regalo de Gaudencio García y de su mujer Felisa Hernando, podéis leer un artículo escrito por su creador, el maestro organero Federico Acitores, publicado en el 2012 en el nº 26 de Anales Seguntinos, la revista de la Asociación "El Doncel" de Amigos de Sigüenza. 

Para concluir esta primera parte del resumen de las actividades musicales celebradas en nuestra ciudad en el 2012, quiero recordar la visita que realizaron al archivo catedralicio los alumnos de la Cátedra de Música de la Facultad de Geografía e Historia de la Complutense de Madrid. Acompañados por su directora Cristina Bordas, por el canónigo archivero Felipe Peces Rata y por el canónigo organista, que les regaló un pequeño concierto, admiraron la rica documentación de carácter musical que en él se conserva. 

Continuando con la historia musical de Sigüenza en el 2012, apuntemos algo mas sobre los Certámenes de Dulzaina y sobre la Rondalla Seguntina. Respecto a los primeros, recordemos que nacieron en 1989 por iniciativa del dulzainero José María Canfranc y de su compañero Carlos Blasco; y que desde el fallecimiento del primero se dedicaron a su memoria y se han mantenido vivos durante 25 años gracias a la Asociación Cultural de Dulzaineros de Sigüenza. Respecto a la Rondalla, recordemos que sus 60 años de vida avalan su puesto a la cabeza de las agrupaciones musicales seguntinas. Hace muy pocos días, en las fiestas de San Vicente, y en el marco del XXVI Certamen de Dulzaina, no solo se rindió homenaje a las dulzaineras, sino a los fundadores de la Rondalla, Pepe Cerezo y Pedro Pardillo, y a la directora de su grupo de baile, Angelita Tamayo. Fue un acto entrañable de hermanamiento entre estas dos veteranas asociaciones.

Como acabamos de señalar, la música tradicional de la dulzaina y tamboril tiene en Sigüenza una larga tradición, que ha calado profundamente en los más jóvenes gracias a la Escuela de Dulzaina que crearon José María Canfranc y Carlos Blasco. En esta escuela se formaron algunos de los componentes de los Dulzaineros de la Travesaña, que desde hace pocos años son una presencia musical imprescindible en las fiestas tradicionales seguntinas, tanto en la de San Vicente, como en la de San Juan y San Roque. Este año del 2012 tocaron también en las XIII Fiestas Medievales y acompañaron, como decenas de seguntinos, a la gran ronda navideña que organizó la Rondalla Seguntina. Y fueron, el pasado 1 de febrero, la representación musical de Sigüenza en FITUR, la Feria Internacional de Turismo.

Hablando de rondas de Navidad y de coplas navideñas, recordemos que el III Festival de Villancicos, organizado por la Asociación Cultural Seguntina de Folklore, se ha celebrado este año en "El Pósito", pues su éxito de los años precedentes fue tan grande que dejó pequeña la iglesia de San Vicente, su sede tradicional. La asociación citada nació hace dos años para impulsar las actividades vinculadas con el folklore de Sigüenza, y está muy implicada en la celebración de todas las fiestas tradicionales de la ciudad. Digamos finalmente sobre este tema, que el pasado mes de enero se entregaron los premios del Primer Concurso de Villancicos seguntinos, organizados por la Taberna del Gurugú de la Plazuela, que este año celebró su quinto aniversario; el Bar-Restaurante Las Travesañas y la Rondalla Seguntina.

La música folk en Sigüenza siempre ha tenido un público entregado, no sólo amante de la dulzaina y el tamboril o de los tradicionales villancicos, sino de todas las manifestaciones musicales que caben bajo esa denominación. En enero de 2012 ya se pudo disfrutar en Sigüenza, en el marco de las fiestas de San Vicente, de la singular actuación de Vanesa Muela, que dejó encandilados a quienes la escucharon tocar y cantar canciones tradicionales. Por las fiestas de San Juan era el grupo Mar del Norte de música celta quien actuaba en la plaza Mayor; y también la música folk amenizó las XIII Jornadas Medievales y las fiestas de San Roque, tanto en la plaza Mayor como en la Plazuela del Doncel. Hablando de las fiestas de San Roque, cómo olvidar la música de las charangas que acompañan a las peñas tanto en la caravana inicial de fiestas como en las corridas de toros. 

El gran interés que los seguntinos han manifestado en el 2012 por esta música tradicional, ha impulsado la creación del I Festival Segontia Folk, organizado, en el marco de las fiestas de San Vicente del 2013, por la Asociación de Empresarios de Sigüenza, con el apoyo del Ayuntamiento. El festival ha sido todo un éxito y el pasado 1 de febrero se anunció en FITUR su segunda edición para el 2014. De la primera edición los niños no podrán olvidar la actuación en "El Pósito" del grupo La Carraca, y en la misma sede, todos recordarán lo sones africanos de Sara Habasha y Wafir Shaikheldin. También la iglesia de Santiago fue sede de actuaciones de dulzaineros tan consagrados como Lidia, Javier Barrio y Fernando Llorente, que acompañaron al grupo de danzas salmantino de Juan Pablo González. La I Segontia Folk también se recordará por los taller de percusión con instrumentos de cocina de Vanesa Muela y de construcción de instrumentos tradicionales de Nacho Amo, que meses antes nos había enseñado su colección de los mismos en su Bar-Restaurante Las Travesañas. 

Los amantes de la música contemporánea, que son muchos y de muy diversa edad, no solo han podido disfrutar de la actuación de la Banda de Bing Bang de Pinto, sino también conocer mejor la historia del jazz y de la música de los años 6o, de la mano experta de Ricardo Checa, en el programa de Cope Sigüenza que presenta Oscar Ruiz Carranza. Sin embargo han echado en falta en este 2012 los diversos festivales organizados por la Asociación Musical de Grupos Seguntinos. A la falta de subvenciones, se unió el robo de instrumentos musicales en su sede y local de ensayos. Para volver a adquirirlos, para reforzar la seguridad de dicho local, y para volver a celebrar los añorados festivales, la Asociación organizó esta Navidad en los locales del Centro juvenil "La Salamandra" un Mercadillo Rok, con cientos de libros, discos y otros mil objetos de segunda mano donados por los seguntinos. Mercadillo que estuvo amenizado por actuaciones musicales en directo. 

En esta Sigüenza de las mil músicas hay unos sonidos que no puede faltar, es el de los "pasos" de los "Armaos" en las procesiones de Semana Santa. Y junto a ellos la sonora cadencia de la Banda de Cornetas y Tambores de Sigüenza, que en los últimos años ha ido creciendo en número y en experiencia musical. Por otra parte, para dar mayor solemnidad a las procesiones del Domingo de Ramos y del Viernes Santo, se cuenta desde hace décadas con la presencia de Bandas de Música venidas de muy diversos lugares. A este respecto, este mismo sábado la Cofradía de la Veracruz y del Santo Sepulcro ha organizado el I Certamen de Música Cofrade ciudad de Sigüenza, a celebrar en la parroquia de Santa María, en la que participará la citada banda seguntina junto a la Banda Jesús de Medinaceli de Alcalá de Henares, la Banda de Jadraque y la Banda de Música de Tarazona de la Mancha, Albacete. 

Hablando de Bandas, no podemos cerrar este resumen musical del año 2012 sin hacer referencia a su broche de oro, que fue la actuación, el día 30 de diciembre, de la nueva Banda Municipal de Sigüenza, que ha renacido cuarenta y tres años después de que concluyese la primera parte de su historia, que estuvo llena de éxitos como nos recordó Juan Carlos García Muela en la conferencia que precedió a la actuación. Su refundación, según palabras de su nueva directora, Elisa Gómez, se ha logrado gracias a la voluntad de muchos de sus antiguos componentes y al entusiasmo de las nuevas generaciones de músicos, que podrán seguir formándose en la asignatura de Prebanda que se va a crear en Escuela municipal de música. Mi enhorabuena.